Beneficios e-commerce

Beneficios e-commerce

¿Qué es un e-commerce?

El comercio electrónico, o e-commerce, es definido como “cualquier forma de transacción o intercambio de información con fines comerciales en la que las partes interactúan utilizando Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), en lugar de hacerlo por intercambio o contacto físico directo”.

Lanzarse como e-commerce puede parecer fácil, pero se requiere de mucha investigación y de una serie de estrategias de marketing. Hay que saber cómo atraer al público objetivo y cómo ganarte la confianza de tus clientes.

El cambio de mentalidad en el ámbito de compra de los consumidores debe estar presente en las empresas, por ello la estrategia de distribución principal debe ser tener una página web bien diseñada.

Los consumidores valoran su tiempo, es debido a esto que muchos de ellos optan por la compran online, es decir, realizan sus compras desde sus dispositivos móviles, desde casa o donde estén, sin tener que desplazarse hasta la tienda física. De esta manera convierten el comercio electrónico en una solución flexible tanto para los comercios como para los compradores. Con el paso del tiempo se va viendo que las tiendas físicas se crean como complemento y ampliación de un negocio electrónico.

Existen una serie de ventajas y beneficios en la creación de un e-commerce frente al comercio tradicional (tienda física):

  1. No tiene limitaciones geográficas, millones de personas en todo el mundo pueden visualizar tu web 24/7.

 

  1. No tiene limitación de espacio, lo que permite tener mayor cantidad de productos disponibles. Asimismo, es más fácil gestionar el inventario.

 

  1. Aumenta la captación de clientes tanto online como offline, debido a la fácil accesibilidad que ofrece Internet.

 

  1. No hay intercambio de dinero en efectivo, por lo que las transacciones son más rápidas y eficientes.

 

  1. Menor inversión de inicio, mantenimiento y de contratación de personal.

 

  1. Mayor facilidad de presentar la línea de productos y con ello el cliente poderlos encontrar con mayor rapidez.

 

  1. Disminuye el tiempo de proceso de compra.

 

  1. Es más fácil crear estrategias de marketing basadas en ofertas, descuentos, lotes…

 

  1. El cliente recopila más información de los productos, incluso pudiéndolos comparar, tanto por sus características como por su precio.

 

  1. No hay colas para comprar y pagar por el producto.

 

  1. Posibilidad de personalizar la atención al cliente en su proceso de compra y su experiencia.

 

  1. Mayor optimización del tiempo destinado a la empresa y a la atención del cliente.

 

  1. Posibilidad de seguir el envío del producto de una manera más exhaustiva.

 

  1. La empresa puede permitirme ofrecer productos menos comerciales, pero que son consumidos por un nicho de mercado concreto.

 

En conclusión, esta enumeración de ventajas de un e-commerce, hace evidente la necesidad de aprovechar esta oportunidad de negocio para crecer como empresa. Y no sólo de crearlo, sino de convertirlo en tu actividad principal, y no como actividad complementaria. Es la forma más efectiva para la captación de clientes y de ofrecer un número de productos y servicios mucho mayor.