Diseño web para todo tipo de dispositivos, el llamado diseño responsive

Diseño web para todo tipo de dispositivos, el llamado diseño responsive

Diseño responsive: diseño web para todo tipo de dispositivos

Hoy en día buena parte de la navegación se realiza a través de los dispositivos móviles, sobre todo del teléfono. Por eso, es indispensable que tu página tenga este punto en cuenta para que la experiencia del usuario sea la adecuada. Veremos a continuación qué es el diseño responsive.

 

¿Qué es una web responsive?

 

Una web responsive es la que consigue adaptarse a cualquier dispositivo en el que pretendas ver el contenido, con independencia del tamaño o la forma de la pantalla. Cada vez un mayor porcentaje de usuarios navegan en la Red a través de sus dispositivos móviles, sobre todo usando el teléfono. Por lo que es lógico que esos muchos usuarios puedan disfrutar de una navegación perfecta.

Otra razón para que el diseño de tu web sea responsive es que de lo contrario Google te castigará a la hora de posicionar tu página. Es posible que haya pasado mucho tiempo desde que diseñaste tu página y que en ese momento no se diera atención a este punto, si es tu caso, debes tomar medidas y cambiar rápidamente el diseño de tu web.

 

¿Cómo se consigue que una web sea responsive?

 

Para que una web consiga adaptarse a la pantalla, es necesario que su estructura sea flexible, lo que significa que el diseño debe facilitar que los anchos de la pantalla se puedan modificar. De esta forma, se puede tener un ancho fijo en tablas y columnas. Por supuesto debes permitir que ese número de columnas disminuya si el tamaño de la pantalla del dispositivo que se utiliza para navegar así lo requiere.

Si la estructura de la web es flexible, es preciso que el contenido que soporta lo sea también. Es un tema que debes tener en cuenta cuando definas el ancho de las imágenes o de los vídeos, o el tamaño que tendrá la tipografía.

Sin entrar en demasiados detalles técnicos, seguro que te interesa conocer que la pantalla de un smartphone cuenta con una mayor densidad de píxeles por pulgada, por lo que una fuente de ciertos píxeles se ven de un tamaño más pequeño en la pantalla de un móvil que en la de un ordenador de sobremesa.

No olvides que los elementos de navegación de la página y del menú de navegación no se mostrarán iguales en la versión para escritorio y en la diseñada para dispositivos móviles. Toma nota de estos cuatro puntos interesantes a tener en cuenta:

  • El tamaño de la pantalla es diferente. No puedes pasar por alto que la pantalla de un móvil es bastante más pequeña que la de un portátil o la de un ordenador de sobremesa, incluso que la de una tablet. Por eso, los menús de navegación que se diseñan en formato horizontal, en la versión móvil lo hará de manera vertical.
  • En un ordenador haces clic con el puntero del ratón y en el dispositivo móvil con el dedo. En la versión móvil como se utilizan los dedos para hacer clic, los botones deben tener un tamaño mayor, para que pulsar no se convierta en misión imposible.
  • Contenido. En una pantalla pequeña el contenido tiene más importancia que los elementos de navegación. Así que, en la versión móvil los elementos de navegación cambian de sitio para dar más valor al contenido.
  • Ancho de banda. Los dispositivos móviles suelen contar con un menor ancho de banda, por lo que es fundamental optimizar los contenidos para reducir el tiempo que tarda en cargarse la página.

¿Cuáles son los beneficios de contar con una web responsive?

 

Terminamos repasando los beneficios de contar con una web responsive:

  • Simplificar procesos. Si cuentas con una web responsive, cada vez que incluyes nuevos contenidos se actualizarán para todos los dispositivos.
  • Experiencia de usuario. La experiencia de usuario siempre será perfecta, porque el contenido se adapta a su pantalla.
  • Más económica. Diseñar una página responsive es más económico que tener que hacer una versión diferente para cada dispositivo.

Está claro, apuesta siempre por el diseño responsive.