Las mejores practicas en el diseño de páginas web

Las mejores practicas en el diseño de páginas web

En la Red hay millones y millones de páginas web. De todas ellas, al menos miles son competencia directa de la tuya. Es cierto que para conseguir visitas el posicionamiento es clave, es decir conseguir aparecer en las primera posiciones de los resultados que ofrecen los distintos buscadores, principalmente Google. Pero una vez que un usuario visita tu web lo que quieres conseguir es que continúe en ella. Para lograrlo, te mostramos una serie de buenas prácticas en el diseño de páginas web.

 

Para qué sirven las buenas prácticas en diseño web

 

Dicen que la primera impresión es la que queda, y piensa esto, solo puedes dar una primera impresión de tu web a cada usuario. De cómo sea dependerá en buena medida el éxito que conseguirás con ese usuario concreto.

¿Qué es lo primero que ven todos los que visitan tu web? Tu home o página de inicio. Debes tener claro que si de entrada lo que ven no les gusta, saldrán tan rápido como han entrado, y tardarán en volver, si es que lo hacen. Da igual que tengas un gran producto, que la web sea muy fácil de utilizar, o cualquier otra característica, si el inicio no es atractivo no te servirá de nada.

Es vital que conozcas las buenas prácticas en diseño de páginas web que veremos en las siguientes líneas.

 

Consejos para tener buenas prácticas en diseño de páginas web

 

Ha llegado el momento de repasar una serie de buenas prácticas que ayudarán al éxito de tu página. Verás que no es nada complicado seguir estos pasos y que de hacerlo depende tu éxito.

1. En pocos segundos

Se cree que un visitante tarda unos 10 segundos en decidir si va a seguir en tu página o no. En ese tiempo debe ser capaz de ver el nombre de la empresa, vuestra logotipo, la información básica sobre vuestros servicios y cómo obtener más datos.

Evita que haya que hacer clic para llegar a la home, que se carguen archivos flash o que aparezca un vídeo de presentación.

2. Texto legible

Seguro que alguna vez te ha sucedido que has entrado en una página y has salido corriendo porque era imposible leer el texto. Por el tamaño de la letra, por su tipo, o por el color del fondo o de la letra.

Ten lo claro, si tu web no se lee con facilidad, las visitas saldrán en pocos segundos. Trata de utilizar letras sans-serif, como Verdana o Arial, que tengan un tamaño apropiado, y siempre letras oscuras sobre fondo claro, nunca al revés.

3. Navegación sencilla

Una mala navegación puede hacer que el usuario también salga de tu web. Una vez superada la primera impresión, si no encuentra con facilidad lo que busca, pronto abandonará.

A lo largo de todo el recorrido debe saber dónde está el contenido que busca, dónde se encuentra y tener a mano los sitios de interés.

No utilices menús que desaparecen, ni con animación ni submenús con más de tres niveles.

Hay una regla no escrita que dice que todos los contenidos de tu web deben estar al alcance de tres clics.

Además, debes poner siempre el contenido más interesante en la página principal.

4. Menos es más

No llenes de elementos tu web. Haz un diseño limpio y no temas dejar espacios en blanco, encontrar un sinfín de cosas en una web solo sirve para confundir y liar al usuario. Será difícil que de esta forma  encuentre lo que busca.

5. Diseño responsive

Hoy en día la navegación se realiza de forma mayoritaria a través de dispositivos móviles, sobre todo del teléfono. Por eso es importante que el diseño de tu web sea responsive, es decir, que se adapte al tamaño de la pantalla que se utiliza para navegar.

Pon en práctica todos los consejos que has visto y conseguirás el mejor diseño para tu web.